Soufflé de limón fácil en dos texturas

203
Lo tiene todo

Esta tarta une la cremosidad y el sabor de las tartas de limón clásicas con lo rápido y fácil que resulta elaborar un flan.

Ir a la Receta

Me encantan las tartas de limón clásicas y las he hecho muchas veces: son el postre preferido de mi madre. Aún así, y aunque he desarrollado ya recetas de tarta clásica rápida, a veces me sigue resultando complicado ponerme a hacerla si voy justa de tiempo.

Una tarta de limón clásica siempre exige varias elaboraciones: la masa de la base, el relleno y a veces incluso el merengue. Por lo general siempre que voy a cocinar algo así me planifico antes, pero cuando quiero ser espontánea, por suerte, tengo esta receta.

Este soufflé o tarta de limón está a medio camino entre un flan y un bizcocho. La parte de abajo queda cremosa, y en la de arriba se forma un bizcocho suave y esponjoso, Lo mejor de todo: se hace con una sola masa que podemos preparar en menos de 10 minutos.

Soufflé de limón en dos texturas

Este pastel clásico francés es una mezcla de soufflé, flan y bizcocho. Es muy fácil de hacer y una vez horneado se separa en una capa cremosa y otra esponjosa y ligera, como un bizcocho.
El resultado es un postre delicado y delicioso, que se puede preparar con antelación para comerlo frío o templado, recién hecho.
Raciones 6 raciones
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 40 min
Tiempo total 50 min

Equipment

  • Horno
  • Batidor de varillas (no es imprescindible)
  • báscula

Ingredientes

  • 3 huevos separadas la clara de la yema
  • 1 cda de azúcar para montar las claras
  • 180 gramos de leche desnatada o semidesnatada
  • 50 ml de zumo de limón
  • 115 gramos de azúcar
  • 32 gramos de harina floja
  • Ralladura de ½ limón grande o 1 pequeño

Elaboración paso a paso

  • Como la elaboración es muy rápida, ponemos el horno a calentar a 160ºC.
  • Comenzamos mezclando la leche desnatada (o semidesnatada), el zumo de limón y las yemas de huevo.
  • Por otro lado, en un bol, mezclamos bien la harina floja, los 115 gramos de azucar y la ralladura de limón.
  • Montamos las claras con ayuda de un batidor eléctrico o manual junto con la cucharada de azúcar.
    No hay montarlas totalmente ni llegar a punto de nieve; debemos conseguir un merengue baboso, en el que el surco de la varilla se marque al pasar pero no forme picos duros.
    Un merengue demasiado duro será más difícil de integrar en nuestra masa y formará grumitos.
  • Combinamos la mezcla de la leche con el zumo de limón y las yemas con la harina y el azúcar y removemos un poco para que el azúcar se disuelva.
  • Añadimos el merengue suave en tres veces.
    Echamos una tercera parte, mezclamos con la lengua, y añadimos la siguiente parte sólo cuando la mezcla esté integrada.
    Repetimos el proceso: integramos con la lengua, y una vez integrado agregamos la última porción de merengue. Volvemos a integrar.
    Con este método conseguimos que el merengue pierda el menor volumen posible y la mezcla quede muy ligera.
  • Preparamos una bandeja para cocer nuestros pastelitos al baño maría. En el fondo de la bandeja, colocaremos un paño de cocina o unos pliegos de papel absorbente, y la rellenamos con agua caliente que llegue a la mitad de los ramequinas o flaneras que vayamos a utilizar.
  • Engrasamos 6 flaneras o ramequines con mantequilla y las espolvoreamos de azúcar. Repartimos la masa entre todas ellas y las metemos en la bandeja (también podría hacerse en un molde grande).
  • Es importante que el agua de la bandeja esté previamente caliente para que la cocción no se alargue demasiado.
  • Una vez en la bandeja, cubrimos con papel de aluminio y cocinamos 20 minutos al baño maría a 160ºC. Transcurrido este tiempo, retiramos el papel de aluminio y seguimos cocinando 20 minutos más hasta que la superficie de los pastelitos se dore suavemente. En total, 40 minutos de cocción.
  • Si lo hacemos en un molde grande, la cocción debe alargarse 5 o 10 minutos más.
  • Retiramos del horno, sacamos del agua caliente y retiramos la bandeja y dejamos que se templen.
  • Puede consumirse templado o frio, y para desmoldarlo sólo hay que pasar un cuchillo por el borde y voltearlo; se deslizará como un flan.

Notas

Aunque la receta clásica se hace con limón, siéntete libre de probar  a hacerlo con lima, naranja e incluso yuzu o maracuyá; cualquier cítrico servirá
Calorías: 216kcal
Cost: 2 €
Plato: Brunch, Postre
Cocina: Francesa
Keyword: Fácil, flan, limón, pastel de arroz, Rápida, souffle, suflé, tarta, tostada francesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Close
LA HOGAZANA © Copyright 2020. All rights reserved.
Close