Sopa de tomates asados y croutons de pesto y queso

89
Reconfortante

Esta sopa de tomate con cebolla caramelizada y hierbas

Ir a la Receta

Uno de mis mayores defectos a la hora de cocinar es que intento abarcar demasiadas cosas a la vez. Eso siempre me lleva a estresarme en el 90% de los casos y a olvidarme de elaboraciones que tengo a medias.

Exactamente eso pasó el día que nació esta sopa de tomate. Llegaba tarde a trabajar (otro defecto más), e intentando hacer todo a la vez me olvidé de una caja de tomates que había metido al horno.

Ni si quiera me acuerdo de para qué eran. Pero cuando me acordé estaban un poco chamuscados y ya no servían. Como el tiempo se me echaba encima y empezaba la hora del servicio, les añadí cebolla caramelizada, algunas especias y caldo de pollo y recé.

Al final fue un final feliz; mis jefes no se enteraron de nada y conseguí sacar el servicio a tiempo. Encima, los clientes se volvieron locos con la sopa. Mejor imposible.

Desde entonces la he hecho muchas veces y no puede ser más fácil: asamos tomates (¡bien asados, sin miedo!), caramelizamos cebolla y hervimos con caldo de pollo.

Cuando la he hecho en sitios más fancy, me gustaba servirla con una espuma de queso Idiazabal ahumado y cecina, pero para andar por casa la tomo así, con croutons, haciendo un poco homenaje a esas cremas de tomate con sandwiches de queso fundido; comfort food americana por excelencia.

Puedes pensar en esta receta como una base fantástica para hacer cualquier otra cosa: por ejemplo puedes añadir unas albóndigas y cocinarlas para unas albóndigas con tomate. Si te sobra sopa y la reduces un poco más o le echas menos caldo, tienes una salsa para pasta o una base para la pizza genial.

Además solo cambiando el caldo se convierte en vegetariana, y si eres vegano, puedes suprimir los croutons o usar quesos veganos para el pesto y el relleno.

Sopa de tomates asados con croutons de pesto y queso

Esta sopa es sabrosa y ligera, al llevar solo una pequeña parte de aceite. Prefiero preparar el caldo de pollo yo misma, tostando bien las carcasas para que tenga un color oscuro, como el de una sopa de cebolla, pero podéis usar uno ya hecho para ahorrar tiempo. Usad caldo de verduras para una receta vegetariana.
El compañero ideal de esta sopa son unos croutons de pesto y queso. Los elaboro igual que haría un sandwich de queso fundido y lo corto en daditos.
Raciones 4 personas
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 1 h
cocción del caldo 1 h

Equipment

  • Horno
  • Olla

Ingredientes

  • 600 gramos de tomates muy maduros
  • 400 gramos de cebolla en juliana (2 cebollas medianas o 1½ grandes)
  • 1 litro de caldo de pollo (casero o comprado)
  • 50 ml de Brandy o Jerez
  • 2 cditas de hierbas provenzales o una mezcla de orégano, albahaca, laurel, romero o lo que os apetezca
  • 4 cda de aceite de oliva
  • 1 cdita de sal
  • sal y pimienta

Para el caldo de pollo casero:

  • 2 carcasas de pollo
  • 1,5 litro de agua
  • sal

Para los croutons de pesto y queso:

  • 2 rebanadas de pan de calidad
  • 1 cda de pesto
  • 2 lonchas de queso que funda bien en mi caso uso Emmental
  • mantequilla o aceite para tostar el pan

Elaboración paso a paso

Para el caldo de pollo (opcional):

  • Calentamos el horno a 220ºC y asamos las carcasas de pollo 20 minutos, hasta que se doren.
  • Pasamos a una olla, añadimos sal, cubrimos con el agua, y dejamos hervir a fuego lento durante 40 minutos. Colamos el caldo y lo reservamos

Para la sopa:

  • Calentamos el horno a 200ºC. Mientras se calienta, lavamos los tomates y los cortamos en cuartos. Los ponemos en una fuente apta para el horno, añadimos dos cucharadas de aceite de oliva y sal.
  • Asamos los tomates durante 45 minutos, hasta que algunas de las pieles se tuesten mucho. Mientras tanto, pelamos y cortamos las cebollas en juliana.
  • En una olla, calentamos a fuego medio dos cucharadas de aceite. Añadimos la cebolla, salamos y dejamos que se ablande lentamente. Puede llevarnos de 10 a 15 minutos.
  • Cuando la cebolla esté blanda y translúcida, subimos el fuego y dejamos que se tueste un poco. Cuando empiece a tomar un color marrón caramelo y su volumen se reduzca mucho, añadimos las hierbas provenzales y el Brandy.
  • Cuando añadimos el Brandy lo hacemos con cuidado para que no se prenda (si usamos cocina de fuegos). Usar una olla en lugar de una sartén (que es más baja) y añadirlo separando un momento la olla del fuego evitará sustos.
  • Dejamos evaporar el alcohol y aprovechamos para remover todo bien con ayuda de una espátula o una lengua, para que lo que haya podido caramelizarse en el fondo de la olla se despegue.
  • Reservamos hasta que los tomates estén listos. Una ves asados, los añadimos a la olla junto con el caldo de pollo, y hervimos todo junto durante 30 minutos.
  • Trituramos todo bien, rectificamos de sal y añadimos pimienta.

Para los croutons de pesto y queso:

  • Para hacer los croutons empiezo haciendo un sandwich. Extiendo el pesto en las rebanadas de pan, relleno con el queso y unto con mantequilla la superficie para que se dore.
  • Podéis tostarlo en una sanwichera o el la sartén a fuego bajo, poniendo algo de peso encima para que se aplaste y se funda.
  • Una vez tostado, cortamos en trocitos pequeños y los servimos con la sopa.

Notas

Podéis usar caldo de verduras para que la sopa sea vegana, y pesto y queso veganos para tener la receta completa.
Calorías: 180kcal
Cost: 4€
Plato: Acompañamiento, Plato principal
Cocina: Europea
Keyword: caldo, crema, ligero, light, pizza, queso, sandwich, sopa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Close
LA HOGAZANA © Copyright 2020. All rights reserved.
Close